Colonia: 5 paradas imprescindibles

En Alemania existen muchos lugares que suponen un estupendo destino para disfrutar de unas vacaciones inolvidables. Es precisamente Colonia una de esas ciudades alemanas capaces de cautivar a todo el que la visita. Su historia, sus monumentos, su riqueza cultural y gastronómica la convierten en el blanco de las visitas de millones de turistas a lo largo de todo el año.

Si te sientes atraído por el encanto de esta maravillosa ciudad y estás planificando un viaje a ella, en este artículo te comento sobre cinco sitios que no puedes dejar de visitar.

Catedral de Colonia:

Uno de los lugares que no puedes perderte si visitas la ciudad de Colonia es su famosa catedral. Esta majestuosa edificación se encuentra entre los monumentos más frecuentados de Alemania debido al rol protagónico que ha desempeñado dentro de la historia.

Su construcción fue iniciada en el año 1248, no obstante, en años anteriores en su lugar ya había sido consagrada una iglesia de menor tamaño a donde llegaron, por obra del arzobispo Rainald de Dassel, las Reliquias de los Reyes Magos desde Milán. Dada la gran afluencia de peregrinos que visitaban la iglesia por este motivo, se decide entonces levantar una catedral para recibir adecuadamente a todas las personas que llegaban a ella y para albergar debidamente tan preciado tesoro.

Al observar su edificación notarás que se trata de una catedral de estilo gótico, que llegó a ser una de las más grandes de su tipo. Sin embargo a medida que avanzaba el proyecto, su construcción iba siendo cada vez más lenta hasta que en el año 1880 se da por terminada la obra. Con el paso del tiempo su estructura ha sido dañada debido a los bombardeos que sufrió la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial, sin embargo aún es posible apreciar en ella gran parte de su patrimonio.

Por último también te recomiendo que no dejes de subir a las torres de la catedral. Te garantizo que tendrás la oportunidad de disfrutar de excelentes vistas de la ciudad.

Museo romano-germánico:

Muy cerca de la Catedral de Colonia se encuentra otra de las paradas imprescindibles de esta ciudad. Se trata del Museo romano-germánico.

Se conoce que la idea del museo surgió gracias al descubrimiento de un mosaico dionisio en perfecto estado de conservación perteneciente a una villa romana situada en el lugar donde se hizo el hallazgo. Abierto al público desde el año 1974, este magnífico sitio alberga una amplia colección de objetos encontrados en excavaciones hechas en el antiguo asentamiento romano del cual surgió la ciudad de Colonia, además de una magnífica representación de una villa romana original.

En sus instalaciones también se lleva a cabo un importante trabajo de investigaciones y se halla la sede del Archivo Arqueológico de la ciudad.

Puede ser visitado todos los días de la semana excepto los lunes siendo los jueves el día con horario extendido.

Puente de Hohenzollern:

Entre los sitios más visitados de Colonia está el Puente de Hohenzollern. Fue construido entre los años 1907 y 1911 con una longitud de 400 metros que se alzan sobre el río Rin y en aquel entonces constituía una importante vía de tránsito para autos y trenes dentro de la ciudad.

Durante la Segunda Guerra Mundial su estructura se vio gravemente afectada y luego de su reconstrucción en el año 1948, se ha convertido en un trayecto de relevante importancia para el tráfico de trenes además de contar con un sendero para uso exclusivo de peatones,  siendo reconocido como uno de los puentes ferroviarios más importantes de toda Europa.

Además de lo mencionado con anterioridad, este puente también es un destino al que acuden con frecuencia parejas que recorren la ciudad de Colonia. Desde hace algún tiempo la costumbre de cerrar candados con mensajes románticos en su estructura se ha convertido en una tradición. Igualmente las vistas que se obtienen desde allí son espectaculares, tanto de día como de noche y es por esto que todo el que viaja a la ciudad no puede perderse una cita en este lugar.

Museo del perfume de Colonia:

¿Sabías que el Eau de Cologne tuvo su origen en esta ciudad? Pues te comento que fue justo allí donde se inventó el agua de colonia tan apreciada y popular en nuestros días.

Desde el año 1723 tuvo su sede en la Casa Farina la que en la actualidad se conoce como la fábrica de perfumes en activo más antigua del mundo. Convertida en el Museo del Perfume de la ciudad de Colonia en esta instalación podrás acercarte al proceso de fabricación del tan gustado producto. Tendrás la oportunidad de conocer los instrumentos originales que se utilizaban en su elaboración así como descubrirás mediante una exposición de fotografías la evolución del lugar a través de los años.

Si eres de los que gusta llevarse algún recuerdo típico de los lugares que visita, o tal vez adquirir como regalo algo bien distinguido pues el museo te ofrece la maravillosa opción de comprar en su tienda el ¨Eau de Cologne¨ en un envase idéntico a los originales.

Podrás visitarlo de lunes a sábado de 10h00 a 18h00 y los domingos de 11h00 a 16h00.

Museo del Chocolate Imhoff:

El chocolate es uno de los alimentos preferidos de casi todas las personas y qué mejor idea que dedicar un espacio para homenajearlo. Pues en Colonia existe y se trata de uno de los Museos del Chocolate más famosos del mundo.

Fundado en el año 1993, este maravilloso lugar se ubica entre los mejores museos de Alemania, a donde acuden cada año millones de clientes. En él podrás conocer a fondo todo el proceso de elaboración de este producto, desde la plantación y cultivo del fruto hasta la producción de los bombones y tabletas que tanto disfrutamos. De igual modo, en sus instalaciones se ha creado un espacio para el acercamiento a la época del descubrimiento y la historia del mismo.

Es un museo que puede ser visitado de martes a viernes de 10h00 a 18h00 y los sábados y domingos hasta las 19h00.

Recuerda la nueva regulación que los Estados del espacio Schengen comenzarán a aplicar a partir del 2021. Es una autorización conocida como permiso ETIAS que tendrán que solicitar todos los ciudadanos de países que pueden viajar al espacio Schengen sin necesidad de visado. El permiso se gestionará de forma sencilla por vía electrónica y tendrá un costo de ocho euros para los mayores de edad. No tendrás que solicitarlo cada vez que viajes a alguno de estos países pues es válido durante tres años mientras el pasaporte tenga vigencia.

Similar Posts

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *