6 platos típicos de la gastronomía portuguesa

Portugal es un país lleno de tradiciones que sorprenden a más de uno cuando las conocen de cerca. Posee una larga historia de conquistas y colonizaciones que ha derivado con el transcurso de los años en una vasta cultura matizada por la herencia recibida de todos los pueblos que allí han convivido.

Parte importante de su cultura está representada en la gastronomía. Se nos presenta como una explosión de sabores donde el mar siempre es protagonista aunque la presencia de carnes y de postres también juega un rol importante.

Seguidamente encontrarás  6 de sus platos típicos que seguro te dejarán con ganas de probarlos. 

  • Bacalhau à Brás:

Uno de los ingredientes fundamentales en la cocina lusa es el pescado, donde el bacalao tiene todo el protagonismo. En el recetario portugués existe un sinnúmero de formas de cocinar este delicioso alimento pero es el ¨bacalhau à brás¨ una de las recetas típicas más gustadas a lo largo de todo el territorio.

Este plato es bastante sencillo de preparar y puedes hallarlo bajo el nombre de bacalhau dourado o bacalhau à Braz (con zeta) en dependencia de la región de Portugal donde te encuentres.

Consiste en bacalao en salazón (desalado con un día de antelación a la preparación del plato), huevos revueltos y papas fritas. Al servirlo suele acompañarse de otros ingredientes como aceitunas negras y perejil.

  • Caldo Verde:

Otro de los platos típicos y más gustados de Portugal es el Caldo Verde. Muchos lo consideran como el plato nacional portugués, incluso por encima del bacalao y una de las razones por la que es considerado de esa forma es que está muy relacionado con las tradiciones religiosas de este pueblo. Por ejemplo, es obligatorio para las familias portuguesas prepararlo en las fiestas dedicadas a los santos populares.

Se hace a base de una sopa que contiene como ingrediente principal puré de papas. También se le agrega aceite de oliva, cebolla, ajo, pimienta, col verde rizada y chorizo ahumado. Todos los ingredientes se van incorporando poco a poco luego de una elaboración previa hasta conformar el caldo. Otra costumbre vinculada a esta receta y que resulta de gran curiosidad para muchos, es que en las celebraciones de fin de año en casi todas las casas se consume después de la media noche.

  • Francesinhas:

Sin duda alguna este plato característico de la cocina portuguesa también se encuentra entre los más deliciosos. Es una receta bastante moderna creada por un chef portugués que vivió muchos años en Francia e hizo una versión lusa del plato Croque Monsieur.

Se trata de un sándwich contundente preparado a base de dos tipos de salchicha portuguesa, jamón y bistecs de carne. Todo esto aderezado con queso derretido y una salsa picante donde los ingredientes principales son el tomate y la cerveza. Suele servirse acompañado de papas fritas que podrás untar con la salsa y explotar al máximo su inigualable sabor.

Aunque la región donde más se consume es Oporto, podrás encontrarlo fácilmente en muchos centros gastronómicos del país.

  • Feijoada:

La Feijoada es otra de las recetas tradicionales en la cocina de los portugueses e incluso en países que fueron colonia de Portugal como Brasil y Angola.

Se prepara a base de frijoles, pueden ser blancos, negros o rojos en dependencia de la región donde sea servida. Al plato se le agrega carne de cerdo o de res y también dependiendo de la zona donde se consuma, se le agrega al guiso tomate, zanahoria y col.

En muchas ocasiones viene acompañado de arroz y naranja, y si te resulta una combinación un poco extraña debes saber que esta le aporta al plato un sabor exquisito e inigualable.

  • Caldeirada de peixe:

Es un cocido que hacían frecuentemente los pescadores con los peces que se rompían en las redes o que no tenían el tamaño adecuado para una venta óptima en el mercado. Con el paso del tiempo esta receta fue perfeccionándose hasta convertirse en una de las preferidas de los portugueses.

Actualmente se prepara con rodaballo, congrio, merluza y raya, aunque puede usarse todo tipo de pescado. Además se le agrega papa, cebolla, laurel, pimienta negra y vinagre. Al servirse es muy común que se ponga también a la mesa rodajas de pan y se acompañe con vino verde.

  • Pasteles de Belém:

Por supuesto que esta lista de platos típicos de la gastronomía portuguesa no estaría completa si no se incluyen los postres. Son muchos los que identifican la tradición culinaria de Portugal y en especial los pasteles de Belém.

Similares a los pasteles de nata, estas son pequeñas tortas con masa de hojaldre rellenos de crema. Al servirlos usualmente se le agrega por encima azúcar y canela en polvo y se pueden degustar tanto fríos como calientes. Son vendidos en la mayoría de las pastelerías de la ciudad, sin embargo según el testimonio de muchas personas las mejores son las que se comercializan en su lugar de origen.

Aunque la receta original de estos dulces tan gustados en el mundo entero aún es un misterio que mantienen en secreto desde el siglo XVIII, existen muchas personas que a través de sus conocimientos culinarios y los sabores apreciados a partir de los pasteles han logrado reproducirla.

Si vas de visita a Portugal te recomiendo que no pierdas la oportunidad de probar cada uno de los platos mencionados anteriormente. Te garantizo que tu experiencia no estará completa si no haces una parada a degustar su maravillosa gastronomía.

Similar Posts

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *