Con una superficie que abarca alrededor de 8.300 km2, Creta es considerada la más grande de las islas griegas y la quinta de mayor tamaño en el Mediterráneo. Chania, Rétino, Heraklion y Lasithi son las cuatro regiones en que se divide y donde podemos encontrar todo lo necesario para vivir unas vacaciones inolvidables. Sus paradisíacas playas, pueblos encantadores, naturaleza salvaje, valiosos monumentos históricos y deliciosa gastronomía son solo algunas de sus características más atractivas. Si estás planificando un viaje a la que se conoce como ¨la cuna de la civilización¨, te recomendamos continuar leyendo nuestro artículo. Aquí te mostramos los lugares que no te puedes perder.

No obstante, antes de continuar, nos gustaría tratar un tema importante. Se trata de la mejor vía para llegar a esta maravillosa isla.

¿Cómo llegar a Creta?

Uno de los aspectos imprescindibles a tener en cuenta cuando viajamos, es la mejor manera de llegar al destino marcado. En este caso, es por vía aérea o por mar que suelen arribar la mayor cantidad de turistas a la isla.

Su principal aeropuerto es el de Heraklion, la capital de Creta. Conocido como Aeropuerto Internacional de Heraklion Nikos Kazantzakis, mantiene conexiones con gran parte de las principales ciudades de Europa. Una vez en sus instalaciones, es muy sencillo rentar un auto o tomar un taxi para dirigirse a cualquier sitio.

En adición a lo antes mencionado, debemos destacar que el medio de transporte más popular entre los visitantes que llegan a Creta es el ferry que viaja desde Grecia. Parte de ¨El Pireo¨, puerto de Atenas, conectando diariamente con los puertos de la isla. Un viaje de este tipo tarda entre 7 y 9 horas en ferrys estándar, mientras que los de alta velocidad hacen el recorrido en 6 horas.

Dicho lo anterior, solo nos queda mostrarte los principales sitios de interés turístico en Creta que todo visitante debe conocer.

La cuna de la civilización

La popularmente conocida como ¨cuna de la civilización minoica¨, una de primeras surgidas en Europa, aún conserva vestigios de su época de mayor esplendor. Al visitar Creta, podemos recorrer numerosos espacios que nos acercan a los principales rasgos de una de las culturas más antiguas de las que se tiene conocimiento.

Palacio de Knossos

Es el Palacio de Knossos (Cnosos) el monumento más destacado de la isla, considerado la ciudad más antigua de Europa. Se estima que su construcción data del año 2000 a.C., por tanto, sería una visita imprescindible para quienes desean aproximarse a la historia del territorio.

Su ubicación a 5 km de la ciudad, en la colina de Kephala, permite que el acceso al palacio no resulte complicado. Durante un recorrido, es posible apreciar estancias como el patio central, salón del trono, corredor procesional, etc. También resulta muy interesante descubrir sus almacenes, la sala de los delfines, arsenal y sala de audiencias.

Debemos añadir que esta no sería una visita completa si no se incluye un recorrido al Museo Arqueológico de Heraklion. En sus salas se exhiben gran parte de los artículos hallados durante la excavación del palacio.

Museo Arqueológico de Heraklion

En el museo podemos apreciar joyas, cerámicas y murales pertenecientes a Knossos. Asimismo, en sus instalaciones se muestran numerosos objetos procedentes de otros palacios de la isla construidos en el período minoico. Entre los más conocidos de su colección se encuentra el popular ¨disco de Festo¨, uno de los misterios más famosos de la arqueología.

Este centro, considerado el de mayor tamaño de su tipo en Grecia, cuenta con la colección de Arte Minoico más importante del mundo. No obstante, también podemos disfrutar de objetos pertenecientes a épocas desde el Neolítico hasta el período greco-romano.

Sin duda, la visita a ambos lugares resulta muy interesante y una parada obligatoria en Creta. Sin embargo, esta isla guarda otros encantos que tampoco podemos dejar de apreciar. Nos referimos a sus maravillosas playas. Sitios paradisíacos valorados como uno de sus tesoros más valiosos.

Idílicas playas

Cuando hablamos de Creta, es casi una obligación mencionar que, en sus 1.400 km de costa, alberga parte de las mejores playas de Grecia y Europa. Son muchas las características que las convierten en lugares impresionantes. Como ejemplo podemos mencionar que sus tonos de azul vibrante, sus cristalinas aguas o sus grandes extensiones de fina arena pudieran ser los rasgos mejor valorados.

Entre las más bellas debemos destacar Elafonisi, ubicada a 76 km al oeste de Chania. Su color turquesa y aguas calmas suelen atraer a muchos turistas, siendo el destino ideal para visitar en familia. Es, sin embargo, el color rosado de la arena lo que más llama la atención de los visitantes. Este peculiar tono está dado por la presencia de millones de pedacitos de concha.

La Laguna de Balos, también en Chania, se encuentra encabezando las listas de las playas más bellas de Creta, acompañada por Agios Pavlos, en Rétino y Vai en el extremo este de la isla.

Si te gusta la adrenalina, te interesará saber que Creta también es ideal para hacer turismo de aventura. Los amantes del contacto directo con la naturaleza encontrarán espacios maravillosos para disfrutar de sus vacaciones en la isla.

Parque Nacional de Samaria

Disfrutar de la naturaleza siempre representa una buena opción al planificar nuestras vacaciones. Es por ello que el Parque Nacional de Samaria resulta un lugar tan atractivo para quienes visitan la isla más grande de Grecia. En una excursión a este impresionante sitio es posible apreciar la riqueza de su fauna y flora, albergando entre sus fronteras alrededor de 450 especies de plantas y animales.

Una de las actividades más populares del parque es la ruta por la Garganta de Samaria. Perfectamente señalizado, este sendero se encuentra entre los más recorridos de Grecia y conduce a través de la que se conoce como la garganta más larga de Europa. Se trata de una ruta de dificultad media-baja, cuyo trayecto abarca 16 km que pueden completarse de 4 a 6 horas aproximadamente.

Por otro lado, si te gusta descubrir las tradiciones de cada sitio que visitas y acercarte a su gente, te aconsejamos disfrutar la belleza de los pueblos cretenses.

Pueblos de Creta

Es maravilloso recorrer estas localidades para empaparse con la hospitalidad y carisma que caracteriza a sus pobladores. Además, representa una oportunidad inigualable para degustar los platos que identifican la gastronomía local.

Entre los más hermosos pueblos cretenses se destaca Sfakia, en la costa sur de la isla. Podemos decir que su principal encanto es el entorno que lo rodea y las playas tranquilas que lo embellecen. Además, es un lugar ideal para saborear las recetas que nos conducen por los sabores típicos de la isla.

Otro pueblo admirado por su singular encanto es Archanes, ubicado a 15 km de Heraklion. La arquitectura que domina el paisaje seduce por su perfecto estado de conservación, trasladando a los visitantes a sus primeros tiempos. Su estructura ha sido restaurada de forma tan cuidadosa que le ha merecido significativos premios en ese ámbito.

En este apartado no podemos dejar de mencionar a Loutro, un lugar aislado y tranquilo en la costa sur de Creta. Se trata de un pueblo de pescadores cuyo principal atractivo es precisamente el hecho de poder disfrutar la belleza de la isla en completa calma.

Antes de finalizar nuestro artículo nos gustaría recomendarte los meses de mayo, junio, septiembre y octubre para organizar tus vacaciones en Creta. En esta época, el clima es estupendo para disfrutar de los encantos de la isla sin encontrar grandes aglomeraciones en los principales sitios de interés turístico.