Cabo Finisterre

Es considerado el lugar ubicado en el punto más occidental de la tierra y su nombre es Cabo Finisterre o Cabo Fisterra cómo algunos lo nombran. Este bello paraíso al parecer se encuentra en tal punto que muchos han pensado que está en el fin del mundo y por esta razón goza de tanta popularidad. Así que si tienes pensado visitar un lugar inolvidable, lleno de paz, de hermosas playas y magníficos espacios para descansar, el Cabo Finisterre es ideal.

Si tu alma es viajera y además, aventurera, el Cabo de Finisterre te dará lo que tu cuerpo necesita. Un lugar lleno de magia, muchos acantilados y la peligrosa pero encantadora Costa de la Norte.

El Faro en Cabo Finisterre, ubicado en el fin del mundo

El Faro de Finisterre se encuentra en el lugar que está más al oeste de Europa, y tiene una gran importancia en el lugar: advierte a las embarcaciones sobre una de las costas más peligrosas de la tierra. Para llegar al Cabo de Finisterre tienen que tomar una carretera muy estrecha, pero en el trayecto se podrá disfrutar de impresionantes paisajes de la ría de Corcubión y de la línea de la costa también.

En el camino, puedes pararte un rato e intentar escalar las laderas para llegar a la cima y conocer los restos de Ermita de San Guillermo. Verás un escenario desolado y un poco misterioso y te encontrarás con una excavación con las medidas exactas del cuerpo de un ser humano. Cuenta la historia del lugar que hace muchos años las mujeres que vivían en Cabo de Finisterre iban a este lugar para pedir por su fertilidad.

El faro del Cabo de Finisterre es el segundo lugar más popular y más visitado en España después de Santiago de Compostela en Galicia. Desde este faro podrás divisar, además de la ría de Corcubión, el Monte Pindo, que es bastante famoso y la Costa de Carnota.

Otro atractivo del lugar es que se puede ver desde allí la obra de Agustín de la Herrán de Matorras, el Monumento al Inmigrante, el cual fue realizado en 1993. Pero la historia no termina aquí, pues del lado izquierdo en el trayecto que dirige al faro, se encuentra el cementerio que nunca se terminó de realizar, hecho por Cesar Pórtela. La estructura de este cementerio es tan impresionante, que a pesar de no haber sido terminada, su creador fue galardonado con premios de arquitectura.

No solo en la parte donde está el faro hay historia, sus aguas también gozan de grandes vivencias que no podemos dejar pasar. Aquí batallaron durante el siglo 18 los ingleses y franceses.

faro cabo Finisterre

Las playas, un atractivo sinigual

Sin duda, una de las razones por las cuales debes visitar Cabo de Finisterre, es por sus playas. Existe un gran contraste entre ellas, pues te encontrarás con aguas apacibles y tranquilas, pero también te sorprenderán las fuertes olas y la agresividad de otras zonas. A fin de cuentas, sentarse a ver el movimiento del mar, sea fuerte o tranquilo, generará una paz que pocos pueden experimentar.

Una de las puestas de sol favoritas son las que ofrece este lugar, así que si vas a visitarlo te recomendamos hacerlo al atardecer o un poco antes para estar preparado y tomar las fotografías más geniales. Siéntate junto a tus acompañantes y disfruta de como el sol se va perdiendo lentamente dentro del mar y el horizonte.

Leyendas en un lugar increíble

El Cabo de Finisterre está lleno de historia y de leyendas. En párrafos anteriores comentamos que se creía que este era el fin del mundo, pero hace cientos de años también se creía que es aquí donde muere el sol.

Si quieres conocer el Cabo de Finisterre prepara con antelación tu viaje y disfruta de una increíble experiencia. Podrás llegar en motocicleta o automóvil y por si no lo sabías, podrás quedarte a dormir en “O Semáforo” donde puedes descansar y despertarte temprano para captar con tu cámara fotográfica en amanecer.

No cabe duda que el Cabo de Finisterre tiene mucho para ofrecerte, estamos seguros de que después de visitarlo, querrás volver a vivir la experiencia. ¡Cuéntanos cómo te va!